Buscar
  • Anabel Cervantes Alva

En mi pasado, no había pobreza

Actualizado: mar 20



Recuerdo el bullicio sobre las mejillas tiernas

el aroma a tierra mojada,

caricia fresca en la nariz presta,

la algarabía por encuentros

en las charconas calles de tierra.


Recuerdo el fervor,

la energía intensa,

los cantos de memoria

recitados a tientas.


Ambiente de certidumbre,

confianza repleta,

satisfacciones totales

ajenas a la pobreza.


Sí,

yo lo recuerdo,

recuerdo que no había pobreza.


Vacías las cuentas bancarias,

llenas de tortillas las cestas;

vacíos los bolsillos

y el sentimiento de queja.


Recuerdo el parche del pantalón mal zurcido,

y el preciado vestido de manta fresca

o aquel viejo traje de lino,

el traje fino para las fiestas,

y los huaraches de mi abuelo,

huaraches elegantes de llanta con mella,

o su sombrero grande de yute,

tan grande como su presencia.


¿Y cómo olvidar las fiestas?

perfecta era la complacencia;

exquisita comida,

presunción de recetas,

los guitarreros de la familia,

los aguachiles,

las torrejas;

las charlas chocantes,

la anécdota añeja;

el deseo de convivir unidos

y unidos todos haciendo fiesta.


Sí,

yo lo recuerdo,

Recuerdo que no había pobreza.



Fiesta en la lluvia en las Filipinas

Tomada de:

https://www.recreoviral.com/wp-content/uploads/2014/08/Fiesta-en-la-lluvia-en-Las-Filipinas.jpg

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo