Buscar
  • Anabel Cervantes Alva

Falsas riquezas

Actualizado: feb 8



Por los grandes obeliscos caminamos

con los ojos hundidos

y el corazón hinchado,

hinchado,

hinchado que no cabe.

Nos posee el lujo y el influjo, que


al rodar por los bolcillos rotos

simula sonrisas de cartón presumiendo dientes de oro.


Pagamos fortunas por bocadillos que no sacian

y desnutridos de amor peregrinamos…

ojos hundidos

corazón hinchado

bolsillos rotos

sonrisas de cartón

dientes de oro sin boca

sin lengua

sin rostro

sin voz.

(Imagen para el poema tomada de Pinterest.es )


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo