Buscar
  • Anabel Cervantes Alva

Navegante de tu mar incauto

Bebes la inocencia de mis dilatadas pupilas,

diciendo te amo con tus labios prendidos.


Comes de mi vagabundo espíritu la oquedad,

desvelando la cima del suspiro profundo,

mi inexperto gorrión, prolongaste tu vuelo.


Sumerjo mi instinto en tu inagotable mar.


Me arrullas en tus olas

desplegando notas místicas,

dialecto de inagotables muslos.


Mañana de otra será tu proa

más en tus velas

soplará el canto del primer beso.


Seré el rumbo de tu barco;

aquella navegante de tu mar incauto,

aquella del timón con dilatadas pupilas.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 

Reciba Notificaciones

909-674-9838

©2020 por Vivir, es poesía.