Buscar
  • Anabel Cervantes Alva

Tierra tatuada



El tiempo hacia mella

sobre el volátil eco de mis pensamientos,

vagos recuerdos sostenían mi marcha,

mi marcha lenta,

mi marcha pausada.


Agujas ardían bajo mis pies cansados,

mi lengua seca deliraba;

de a poco me azotas vida,

de tu mirada me arrebatas.


Tengo hambre padre mío,

un eco infantil resonaba;

voz silencia de mis entrañas

como cuchillo en la llaga clavada.


El tiempo pasaba lento,

la sombra del llanto mutilaba;

soy el pan que no alimenta,

soy manantial que no sacia.


Campo estéril labra mi yunta

migajas nos arrebatan.


Sin peaje viajo criminal,

migrando sobre mi tierra tatuada.

14 vistas0 comentarios
 

Reciba Notificaciones

909-674-9838

©2020 por Vivir, es poesía.